Células madre mesenquimales

La terapia regenerativa tiene como objetivo REGENERAR el tejido dañado, para lograr esto utiliza una combinación de distintos tipos celulares que aportan el POTENCIAL  de reparar la lesión y restituir funcionalidad (tono, elasticidad y turgencia de la piel).

Las células madre no son el único componente, pero sí son parte esencial en este tipo de tratamientos. Las mismas se caracterizan por no estar diferenciadas y tienen la capacidad de evolucionar hacia cualquier estirpe celular dependiendo de los estímulos que reciban. Pueden obtenerse de forma muy sencilla a partir del tejido graso que se localiza por debajo de la piel. Las células madre que se obtienen de una liposucción pueden guardarse ya cultivadas listas para ser utilizadas en el momento deseado.

Las células madre pueden aplicarse pre-diferenciadas o no diferenciadas, solas o en combinación con otras células dependiendo de cuál sea el objetivo terapéutico. Cuando se combinan las células madre con linfocitos específicos estimulados con proteínas derivadas de la piel se consigue que las células se diferencien hacia el tejido propio de la dermis (con los componentes que la dan la elasticidad, turgencia y esponjosidad que se pierden con el envejecimiento) esto significa que se regenera el tejido dañado.

Estos resultados no se logran cuando se aplica plasma rico en plaquetas, que rellena el espacio pero no logra recuperar la turgencia de la piel; ni con el acido hialurónico que se reabsorbe con el tiempo y requiere múltiples aplicaciones.

¿Cómo es el implante?

La forma de aplicación es muy sencilla generalmente se hace mediante inyección subcutánea de la región que se quiere reparar y en casos puntuales se aporta material vía vascular para mejorar la circulación y así optimizar las condiciones reparadoras.

Células Madre y linfocitos

Quien realiza el implante es un cirujano plástico, tanto la extracción de material como el implante. El procedimiento es ambulatorio, se utiliza anestesia local y al finalizar el paciente se retira a su domicilio. Las primeras 48 horas post procedimiento puede haber dolor asociado a la aplicación para ello se indica reposo relativo y analgésicos orales

Las células que se utilizan son propias esto significa que no hay ningún riesgo de que el cuerpo las rechace y pueden realizarse tantas aplicaciones como sean necesarias ya que se obtienen de un reservorio accesible y renovable.

 

¿Qué patologías que pueden tratarse con terapia celular?

Potenciales usos de Medicina Regenerativa como Reparador Estético
Cicatrices post quemaduras Arrugas propias del envejecimiento de la piel
Úlceras secundarias a insuficiencia vascular Cicatriz post radiación
Cicatriz post Acné Retracciones post quirúrgicas

Células autólogas

Sin posibilidad de rechazo corporal o sobrecrecimiento

Ambulatorios

Los procedimientos no requieren hospitalización

No invasivos

No involucran instrumentos que rompen la piel o que requieran cirugía

(+549) 11 4090-8008
info@ciitt.org
Fitz Roy 2453, Buenos Aires

Conecta con CIITT

Contáctenos

Compartir